Alergias a las mascotas

Una de los tipos de alergias más comunes son a la caspa de los animales domésticos como perros, gatos y caballos es un alergénico muy potente. Las plumas de aves, la caspa de ratones y la lana de ovejas también son alergias muy frecuentes.

El excremento del murciélago (la murcielaguina), la cual provoca una alergia muy severa que se observa en personas que viven en casas de madera. Esta alergia es frecuente y crea asma en los niños cuando estudian en escuelas que están construidas con madera

Los animales de piel o plumas pueden causar alergia en las personas, si se tiene que compartir ambientes comunes con estos animales en tiempos muy prolongados para que una persona que cuente con predisposición genética pueda desarrollar reacciones alérgicas a ellos.

Los perros y gatos, que son las mascotas más comunes en los hogares, son los animales que con mayor frecuencia están comprometidas en las reacciones alérgicas, la alergia a estos animales es del 15 por ciento de la población, el porcentaje se ve incrementado a más del 20 por ciento en las personas que padecen asma.

Los responsables son algunas proteínas que se encuentran en la saliva, en la caspa, descamación de la piel o en la orina de los animales. Cuando estas proteínas se separan de la piel o se desecan y pulverizan como en el caso de la orina y la saliva, son transportadas por el aire en forma de partículas de polvo muy pequeñas que van contaminando con el tiempo el interior de los hogares, cuanto más tiempo de permanece el animal en la casa, mayores las concentraciones de estos alérgenos en el hogar.